martes, 6 de noviembre de 2007

Todas las lanzas rotas

“Sé yo lo que habría hecho
Sé yo lo que hago”

Me fui a casa llorando esa tarde
Realmente jodido
Al coger el metro en Sants a las seis como siempre
Ahora llevo gorra
Hoy no llevaba el mp4
Tengo que cambiar el auricular, comprarme unos cascos

Lo vemos todos
Todos los días
Frente a nosotros
Y no hacemos nada
Y se hacen héroes: Los malos
Y cobardes: Los que miramos sentados

3 comentarios:

Eme dijo...

Dicen, también, que las costumbres se cogen más deprisa que el valor, y más la costumbre de tragar. Y por eso, tal vez, quedarse sentado mirando...es ya lo más normal del mundo. Detestable para muchos. Inteligente para otros tantos.

Pelegrín dijo...

Tan cierto, como que dividen los mundos...
No te conocí cuando el conclave poético, a ver si sí, la próxima vez.
Y contamos contigo para el día 30...
Un beso y Salud

Anónimo dijo...

Es una triste realidad la que tu describes...:(

un besito guerrero

jenni