lunes, 10 de marzo de 2008

Proceso de envejecimiento o
Entropía
Espíritu irremediable de la vida o
Territorio de nuestra conciencia que todo anota
Donde
No
Existe
El tiempo

Hoy
Me han dicho los ojos brillando de una niña:
“La risa que me provocas
Función para lo que he nacido
Sale del sitio del que somos uno
De la sonrisa con que te toco
Ese espacio que nos damos al mirarnos
Amor incondicional todas direcciones”

Y yo
Voy a arrancar de las hojas cualquier día de
Pasado
Cualquier primavera pretérita y niebla memoria
De algo que no es
Ahora
Cerca de sentir dos veces
(No hay ni tiempo para eso)
Lo complicado que resulta explicar lo experiencial

Si le digo con los dientes:
“Calla, reina mora
Yo almuerzo orejas de niñas
Y me quedo los pendientes”

Niños hay
Rescatados
Con las vueltas
Al mundo mareado
Como de nano daba:
Veinte vueltas
Intentando después ir en línea recta
Como por desarrollar el sin sentido
(Casi nada)
De los pasos de un niño que lo buscan todo
Mientras flotan por el suelo

Y no es mentir, que yo crezco
De sentir muchas veces una cosa
Que los días se llenan en desenvolver lo que soy
Como una flor narcótica
Y que para mi es
Cada baño de luz por mi espíritu
Entre el submarino y el Taj mal
Del Quijote a la pérgola...

A mí
Me pasa
Que Ana la rapera me saliera con esas:
“-Sergio, ¿quieres ser mi padre adoptivo?
-Claro.
-Es que… no tengo padre
-Vaya. Dame un besazo

No hay sonido para la atención
Chillidos los justos
Ellos vibran contigo
Proviene del sitio cuya norma es la calma
Marlon, no tires piedras
Vale, vosotros lo quisisteis…
Y lo mal que me sabe
Que se raspase el mofletillo
Al salir del barco pirata
Que al caer se mordiese el labio
Entre el molino y el puente
Y el bien
Que me hace
Lo que me saca Guzmán y me da Dámaso
Lo que me dicen Daniel, Marina, Iván, Raquel, Xavier e Izan…Pablo, David, Josete, Noel, Gabriela, Carla, Marta, Andrea
Tantos pies de niño que corretean
Entre las brasas de un mundo
Y que vienen para el mío
Y refulgen nuestras almas
Esto de la empatía de ser lo mismo

Proceso de rejuvenecimiento
Espíritu inexplicable de la vida
Fenómeno consciente del movimiento del que participa
O en quietud transforma
Donde
No
Existe
El tiempo

2 comentarios:

Jenni dijo...

Los niños son así, uno aprende tanto de ellos...y si además te sacan del alma textos tan bonitos, merece la pena ¿verdad sergio?

Un besittooo compii!!!

Nemo dijo...

ya lo sabes también tú, tanto merece que no hay espacio para la pena. Un besazo Jen, gracias y salud, nos vemos pronto...