lunes, 31 de marzo de 2008

Propuestas indecentes







Dos domingos seguidos le llenan a uno de aburrimiento, y como al parecer no tengo vergüenza ni la conozco, le he robado una genial idea a Lu (lo siento mucho!) para proponeros un ejercicio interesante. Quizás esto sea el comienzo de una serie.

Recojo una serie de poemas que a mi personalmente me encantan, sin estipular quienes son los autores. Quisieramos saber vuestra opinión sincera sobre el poema, sin tener en cuenta quien lo firma. Prometo que ninguno es mío.

Experimentos con la verdad... os animais?




Poema nº 1

He sido bautizado en una botella de cristal con un mensaje dentro

He sido bautizado en una botella de cristal con un mensaje dentro,
está escrito en palabras atemporales y con caricias de lluvia tibia,
navego en mi crucero anónimo hacia algún puerto aún despierto,
hacia el azul,
hacia la voz intangible de una vocal impar,
balancéame, condúceme a la marea,
vísteme de tornasol esta noche, estoy desnudo
ante tus brazos sentenciosos,
me escondo detrás de un La sostenido con mis mejillas bermellón,
clandestina fosforescencia embaucadora, masticas mi sístole,
la exactitud de las formas imperceptibles me transporta,
mis palabras saben como el corcho viejo, avinagrado, áspero.
Espero de pie en mi habitación obtusa
que llames a mi puerta.







Poema nº 2


Ante la presencia de un cuerpo inerte

Una escena de vértigo,
manzanas etiquetadas,
la idea de felicidad
superando a la felicidad.

Gotas gotas gotas ¿de qué?

Sueño sudor y congoja.

Bajo tu sábana blanca,
frío.

Entre nauseas te miro.

Me consuela pensar en
la idea de tu presencia,


supera a tu propia ausencia.




Poema nº 3

NO HAY RAZÓN PARA PREOCUPARSE.

Queda tanto tiempo, queda tanto lugar,
que seguro algún día acabamos abrazados
igual que dos piedras empujadas por el viento.
Igual que las piedras, cuando cesa el viento,
caen en la tierra, se observan,
se atragantan de distancia,
deseamos ese soplo violento
que nos agite en el aire, y nos una
o nos disperse.
Deseamos ese viento aunque nos golpee
contra el muro, aunque nos hunda en la ciénaga.
Deseamos ese viento porque necesitamos la vida.
Pero ya no queremos esperar.
No debemos someternos a un viento
ajeno y caprichoso,
no podemos aguardar sentados
su inesperado golpe de mar.
Seamos por tanto piedras que provoquen el viento,
alcémonos como una ventisca de sal y arena.
Esta vez vamos a decidir nosotros la dirección.
Y vamos a decidir entonces derribar el muro,
bebernos de un sorbo la ciénaga,
y retorcernos luego con un silbido agudo
hasta irritar los ojos de los más incrédulos.
Que esta vez sean ellos los que aúllen de dolor.


Imagen: Leonardo? No! Es mi adorado Duchamp, LHOOQ ;)

16 comentarios:

Luciérnaga dijo...

IN MY VIEW...

El mejor sin duda EL POEMA NÚMERO TRES.
Es el único que realmente me dice, me lleva y me conmueve.

El primero no me gusta.

El segundo tiene un final muy típico. Salvaría la idea de
felicidad superando a la felicidad. El resto es una puta mierda.

¿Al final del juego nos dirás de quién son?

Cucaracha homicida dijo...

Se me ha olvidado deciros que si no os gustan, significa que soys unos cabrones insensibles y que morireis jóvenes sin que nadie os quiera.

(Esque he recibido amenazas de los autores, así que por favor sed buenos)

Sin acritud =)

Velocet dijo...

Del primero me gusta el título (y, por consiguiente, el primer verso). El final llega de forma demasiado... abrupta.

Del segundo me quedo con "Sueño sudor y congoja". Ha sido el único momento, al leerlo, en el que he sentido la sensación de malestar por el que no está.

Y el tercero... me gusta la metáfora que desarrolla de las piedras que acaban encontrándose. Sí, yo también me quedo con ése :)

Y, como dice Lu, ésta es sólo mi humildimisísima opinión ^^

Autor del poema nº 2 dijo...

Voy a matar a ese insecto homicida por poner mi poema.

Coincido con Luciérnaga y Velocet y estoy en total desacuerdo con la Cucaracha.

POST DATA: El muerto sí que está de cuerpo presente. (Pero está muerto.)
Me sigue pareciendo malísimo.

el jefe de todo esto dijo...

Malditos insolentes... alabad los poemas, alabadlos! :)

Anónimo dijo...

El primero tiene la melodía de Konstantinos Petrou Kavafis,
El segundo, con la idea de la felicidad, siendo superior a la propia felicidad.... genial
el tercero yo diría que es de Lucía,
y con eso lo digo todo.

Alabo alabo alabo, a los las tres poetisos.


Ciro

Anónimo dijo...

El 1 imita a Elena
El 2 a Agus
El 3 a Lucía.
Imitar no es copiar pero tampoco lo otro.
El 1 es música, el 2 una profecía y el 3 Sorolla pintando la Tormenta.

Mark dijo...

a mi no me gusta ninguno de los tres que se le va a hacer.

el nº1 tiene tantos adjetivos que no me acuerdo del sustantivo al que se refiere. aunque esto me encanta: "balancéame, condúceme a la marea,"

el nº2 me gusta su ritmillo, pero es demasiado tópico en algunos momentos (y muy flojito para ser tan corto, debería dar más caña/más imágenes). El final....

el nº3. Viento + excesiva (como decirlo....) excesiva escritura (o algo así) no hay nada a la imaginación del lector, es muy explicito... no me acaba de convencer el mensaje que (creo que) se lanza. Ah! y viento,viento,viento

Anónimo dijo...

Gari, tio, no te metas en mariconadas y chorradas.

Luciérnaga dijo...

Querido A (¿nónimo?)

no creo que sean chorradas. Se llama justicia y posibilidad de opinar libremente.

por otro lado no se ha metido, aunque la idea fuera mía, él la ha llevado a la práctica.
No sé porqué pero me da que si la idea hubiese partido de otra persona por ahora habría sólo 8 comentarios.

Y una que está harta de desprecios incoherentes dice:

pequeños, me retiro un tiempo, tan sólo meteré información sobre recitales poéticos así que aunque no os comente, os leo. Besos y a cuidarse-

Cucaracha homicida dijo...

Bueno, estoy satisfecho de ver que al menos el asunto ha provocado un par de meditaciones. No creo que sea necesario que os revele la autoría de los poemas.

Que sean las propias palabras quienes hablen por ellas, sin que una firma las empuje.

Gari, más metido en mariconadas y chorradas que ayer pero menos que mañana.

Viktor Gómez dijo...

El tercer poema lo leo como prosa, se lee como una receta, buena prosa, buena receta.

El segundo poema tiene rima en los dos últimos versos y en mi relectura (3 veces lo he leído podría prescindirse del verso "sueño sudor y congoja" para aumentar la fuerza y misterio de la pregunta que antecede "¿de qué?" y desapropiarla de un impass retórico.

El primer poema no llega a emocionarme, no me sacude, no me muerde o suscita a morder, a relectura.

En cualquier caso son parcial, imperfecto en mi acción crítica, por supuesto nada más me mueve este juego que autocensurarme en voz de otros.

Un abrazo,

Viktor

Gari, me moló, si repites vuelvo.

Velocet dijo...

Yo también werbo ^^

Félix Menkar dijo...

¿ es un juego poe-psicológico?
¡¡ a jugar pues ¡¡
el primero: anodino, un conjunto de imágenes que no se sostienen, podría escribirlo cualquiera ¿escritura automática?.
el segundo no me dice nada, quizás lo de la felicidad.....
el tercero es más interesante, el mejor sin duda en mi modesta opinión, peroooo, la segunda parte me agrada menos, según avanzan los versos empeora, hay resentimiento y una solución épica que no me convence.
Gracias Gari por no tener vergüenza y comprometernos. Y a Lu, todo lo que necesite, incluso el silencio.

Jesús Ge dijo...

Me ha gustado el jueguecito.
He pensado en qué hubiera cambiado mi opinión si conociera los autores (que en el fondo es lo que pretende Gari) y creo que sólo cambiaría mi forma de escribir o compartir la crítica, quizá sería más benevolente en las palabras pero no en elmensaje.

No me han gustado ninguno de los tres. Me parecen incompletos. Ninguno me ha impactado, ni producido nada, ni removido.

No obstante, voy a releerlos varias veces, poniéndome en el lugar de que alguien me dijera que son "buenísimos".

Os escribo en breve.
Besos y abrazos.

Elena Areta dijo...

¡¡Qué buena idea!! Y leyendo vuestros comentarios veo que discrepo con algunos... Muchos critican el número 1 y para mí es el mejor, logra incluso ese efecto de mareo como la botella de cristal lanzada al agua, ¡¡fabuloso!! Son de esos poemas que me gusta leer setecientas veces porque me producen siempre distintas sensaciones. ¿El anónimo que dice que el 1º imita a Elena, no se referirá a mí, verdad? Si es así, ¡qué ilusión! jaja.
El segundo, pues la verdad es que no me llega mucho...y el tercero me parece bueno también. Incita mucho, golpea, mueve... como Lucía, jeje. Oyeeeee, ¡yo quiero saber quienes son los autores!