miércoles, 23 de abril de 2008


A Lu Bosca, sin porque.



Es todo
preciso
abandono.


Como
si bajo
este sol
que hoy
muere


se pudiese
cantar.


Tarde es
y la línea
verde del
horizonte
perfila
como un ojo
el mirar.

Tu ojo, Lu,
no sabe a-
nochecer.


Es siempre aún
el lirio
- signo silvestre-
en la fuente,
desvivir de luz.

Un grano de mostaza.


Viktor Gómez

10 comentarios:

Anónimo dijo...

cuánto te debo

Javier Uve dijo...

(Antes de que 'el autor' suprima o este comentario)

Este tio, o lo que sea (el 'Anónimo', vamos), haciendo alarde de toda su generosidad, inteligencia, originalidad y, sobre todo, Valentía, nos está regalando últimamente (así, por las buenas, y sin ánimo de lucro) verdaderas joyas de literatura revolucionaria con sus riquísimos aforismos repletos de sentencias lapidarias e imágenes visionarias innovadoras donde las haya... ¿De verdad no pensáis que el chavalín o la petardilla en cuestión no se merece todavía poder tener su propio hueco en este blog? Yo creo que a partir de su obra podrían confeccionarse unas cuantas antologías en las que sin duda alguna todo el mundo tendría la oportunidad descubrir toda la Verdad sobre el lenguaje poético.
Así que por mi parte sólo puedo decirle ¡Ánimo, chaval! Tú sigue así, que voy a hacer todo lo que esté en mi mano para que algún día puedas dejar de escribir tus grandiosos versos únicamente sobre los bancos del parque que hay enfrente de los recres. Para que veas que comprendo tu indignación...

VIKTOR, APRECIO MUCHO TU TRABAJO.

Javier Uve dijo...

¡Vaya! Me parece que he llegado tarde: no me refería al comentario que hay encima del mío.

Javier

Anónimo dijo...

Fui quien suprimió, estoy de acuerdo siempre, pero en este caso no lo aceptaba. Este es un poema, regalo o forma de dar las gracias empático, y esta vez no lo he pasado.
Cuando publiquemos libros, que digan lo que quieran, a eso nos expondremos. A veces la gente no entiende que somos conscientes de que estamos APRENDIENDO y COMPARTIENDO, y que no queremos ser best sellers.

besitos a Javier!!

Mark dijo...

no se kien dijo eso de que si oyes a un burro rebuznar no le contestas, porqué si alguien te insulta hablas de el?

Javier Uve dijo...

Entiendo perfectamente tu postura, Lu.
¡Un beso!

Viktor Gómez dijo...

Buenas tardes, compis. No se qué paso, que se animó la conversación en torno a la escucha y la gratitud.
Hasta en eso, asta de toro, hay diferencias y
replicas dispares. Sin
proponermelo facilité un
pequeño debate sobre lo
que resulta (in)útil ser,
decir, agradecer.

Querido Javier, yo aprecio tus poemas y en cuanto a lo que yo escribo, que es fruto de un anti-oficio, más que llamarlo trabajo pudieramos llamarlo estupor, extrañeza, asombro, curiosidad de un niño que no se cansó de mirar, de miraros, de mirarse y preguntar. Creo, pués, que es excesivo llamar "trabajo" a lo que balbuceo, dejo escrito sin rotundidad ni sensación de obra acabada. Son improntas, textos que imperfectos se esbozan desde mis limitaciones que en esto de la poesía y comunicación artística son notables. Como decía el otro día Antonio Méndez, "no somos nadie... y a partir de ahí podemos empezas a hablar". Pues eso, no es humildad, no me confundas, es sencillamente lo contrario de ceguera. Y que conste que entre mirar y ver se que hay distancia. Y lo mío es un mirar inquieto y balbueante.

Mark, gracias, de corazón, por la huella que dejas siempre.

LU, este casi poema es para tí. Poco más haría falta decir.

Pasad buena tarde,

Vuestro,

Viktor

kebrantaversos dijo...

joder vaya movida con el poema
poesía es poesía

el kebran

Julio Obeso González dijo...

¡Grrrrrrrr!:¡Qué morro! Lú dile a este... este... poetrasto(dícese del poeta que enreda o cambia las cosas de sitio) que la próxima vez que te llame grano de mostaza, ojo insomne y no sé cuántas barbaridades más, se las tendrá que ver conmigo.
Este poemucho insignificante desdice de ti. Por salvar algo, aprecio imágenes de cierta belleza, un zumbido que quiere acompañar, una mano sobre el hombro (de esas que nos hacen creer que la vida siempre empieza), las cosquillas que rompen naufragios y poco más: Bagatelas.
Ya querrá escribirte épicas cuando el anonimato (yo me perdí en el idem en el primer comentario)sea una huella.
Todo mi cariño para los dos (tres).
Julio

Viktor Gómez dijo...

Julius:

eres el principe de la espeleología poética y bloggera.

volver a la primavera, tal y como están viniendo las cosas en éste crudo otoño hibernal -fíjate que paridad de ciclón político y atmosférico- es una gracia de tu hechicera palabra (que al decir de Anibal Nuñez es la palabra del poeta trabajo del taller del hechicero).

He aprovechado tu visita y relectura para ajustar el texto, incluyendo un versito, apurando la posibilidad del poema, si fuera posible...

Tú, compa, siempre mordiéndome en la aorta. Cómo sabes que soy cardiópata, cómo sabes que aprecio tu abrirme la arteria para que circulen sangre y memoria.... pues hala, a lo tuyo, que es fascinar, enamorar, dejarnos emparrados.

Un bárbaro, un bestial abrazo

Tu Víktor