domingo, 8 de junio de 2008

Quisimos entender en las palabras del capataz
una advertencia previniéndonos
acerca del peligro que conlleva
arrastrar la ley al dogmatismo.
Comprendimos esa falta de coherencia
entre la necesidad social
y la convención anquilosada
como un obstáculo a la hora de avanzar.

Pero dudo mucho de nuestra capacidad
como traductores.

El tipo insistía simplemente
en que el árbol seco
debía ser arrancado
para dejar la autopista correr,
correr
no se sabe muy bien
hacia dónde.




-el traductor de minúsculas-

1 comentario:

el gato zurdo dijo...

( No viene a cuento pero me apetece).
-Se puede ampliar ilegalmente un estadio, con miles de toneladas de hormigón, a sabiendas que en menos de 5 años será destruido y nadie protesta por tal despilfarro.
-Se puede abrir un barrio en canal,EL CABAÑAL, destruyendo más de mil casas, por la cabezonería de una alcaldesa (... y algunos intereses ocultos), cuando desde que se construyó el Paseo de los Naranjos ya no hay ningún problema de comunicación de de la ciudad con el mar ( al revés, los atascos se forman en el paseo marítimo).
-Se pueden arrasar, quemando para especular, bosques enteros ( tierra mítica)...
Pero son tan tiernos que por un árbol se puede desviar una autopista; pero siempre queda la solución de secarlo con herbicida.