miércoles, 10 de septiembre de 2008

Es posible agujerear el filo cuchilla de una estación perenne
Y no escuchar al amo ni a sus huestes
Rabiosos ladrar y gruñir
Por no recordar lamer
Y no chillarles, devaluando las divisas

Se puede mirar el sol directamente a los ojos
Sin pestañear experiencias posibles fuera de posibilidades de una longitud de onda
No oigo ningún no poder
No retengo nada que duele

Hay toda una gama de colores, que no se ven
Mantiene un rumbo un viento manco
Acecha al futuro el estéril ahora
La esperanza no es la nominalización del verbo esperar

Se precisa saber mirar con esa mirada que hace
Se es lo que se puede siendo todos los que podemos
La saliva es el agua que se comparte a partes iguales
Besarse tiene toda la fuerza que le falta a hablar

Mi tono carece de sonido último
No hay principio que pueda dejar de serlo
Nada es indiferente cuando todo difiere
Pero está próximo el día que calle

Bajo todo el ruido están
Los cimientos de un cielo que se alza etéreo
De una tierra que se siente presente
Y es este el sonido que lo envuelve todo
Que me recuerda nuestra nada

1 comentario:

EL BUSCADOR DE S dijo...

...mientras llega esa nada
muchos acumulan miedos
otros intrrcambian salivas
y algunos soñamos con hadas.
Un abrazo!!!