lunes, 15 de septiembre de 2008

POSIBILIDAD

.

¿habrá razón en
la utopía, sinrazón
en la fe, posibilidad en lo irrepetible
para ganar
-contra la extinción-
un no-lugar donde amarse
sin corromper
la cera, el agua, la luz?

(Elogio de la noche, sept-2008)
Víktor Gómez

5 comentarios:

Javier Uve dijo...

Sin duda, hay mucha razón en la utopía, donde se intenta articular otras formas de organización de un modo coherente, y proponer conductas sociales que hagan de este mundo un lugar más habitable y mejor que el que ya conocemos; y todo a partir de una reflexión sosegada y que pretende ser objetiva sobre la experiencia que ya tenemos. De la desesperación surge la Fe -que nada tiene que ver con la esperanza-, del embrutecimiento, de la resignación cuando se asume la derrota, y además ésta se alimenta básicamente de la sinrazón y la visceralidad, que a su vez, engendran conflictos, fanatismos, violencia y odio; y por lo tanto, también desigualdades, privilegios, injusticia y dolor. Es algo que hemos podido comprobar a lo largo de la Historia en ocasiones incontables: la misma piedra con la que siempre tropezamos,una y otra vez...por los siglos de los siglos.

Un saludo, Víctor.

Viktor Gómez dijo...

Potente lectura y complementaria critica haces no al poema sino a su interpretación. Gracias, Javier, por un aporte tan sincero y reflexivo. merece respuesta, pero sean los versos en un poema quienes intenten balbucir algo al respecto. Ya lo colgaré en este blog con el título de "Carta abierta a Javier Uve".

Un abrazote

Javier Uve dijo...

Bueno, Víctor, como bien dices, en realidad se trata simplemente de una apreciación particular acerca de las preguntas que planteas en tus versos. En este caso, estoy convencido de que así sucede. Y también me inclino a pensar que en esencia, tampoco podemos hablar de 'irrepetibles' prácticamente en ningún contexto y sí de movimientos cíclicos, amplios, de los que también formamos parte y en los que percibimos como hechos totalmente independientes, diferenciados y aislables las pequeñas variaciones (insignificantes, a fin de cuentas) que se producen en estos. Me parece que ya hablamos un poco acerca de estas cosas en alguna otra ocasión...
Pero en cualquier caso, uno de los aspectos que más aprecio de un poema es el sondeamiento o la búsqueda de lo que reside por debajo de lo superficial en detrimento de la forma o el adorno. Ahora bien, para gustos...

Un abrazo. Te leo.

Javi

Viktor Gómez dijo...

Gracias Javi, por centrar más tu visión. Creo que estoy en consonancia con tu planteamiento. Aunque el poema se fue por su derrotero, pues no pretendí decir nada que no fuese desaprendido y extracutáneo.

Viajar ayuda a encontrarse, porque suele descolocarnos, descentrarnos, imponer lo natural de la existencia que es lo imprevisible y lo sobrenatural de la vida, que es la generosidad más extrema, la compasión, el fluir entre todo sin violencia, la inutilidad que libera, el saber no sabiendo... en poesía muchos adornos, florituras, efectismos, por ende tan canónicos, me fatigan. En la vida, no los soporto.


Un abrazote,

Viktor

P.D.: Sigo debiéndote "La Carta abierta a Javier Uve"

Viktor Gómez dijo...

Javi:

En el blog "viktorgomez" te dejé ya la carta. Un poco precipitada, pero leal y dialógica.

Un abrazo,

Víktor