miércoles, 8 de octubre de 2008

La cantidad de luz dentro de nosotros
Determina la claridad de nuestra visión
Y la cualidad de aquello que contemplamos
Lo abiertos que estemos a los fractales que lo iluminan todo
Como puerta del que somos su reflejo
No hay otro espejo

4 comentarios:

EL BUSCADOR DE S dijo...

... delos que reflejan. De los que deforman, demasiados.

Cucaracha homicida dijo...

La luz no basta.

Pero un espejo es más que suficiente.

Anónimo dijo...

No tenemos luz dentro. Eso es mentira. Toda luz y claridad viene de arriba, igual que la lluvia no cae desde abajo.

Nemo dijo...

Al anónimo valiente, le recomiendo que se lea El campo o el experiment de la intención de lynne Mactagart (por ejemplo). Viene de arriba, es cierto, ¿dónde se acaba el arriba?. Tienes agua también detro, agua de lluvia. Y no te podrías ver si no tuvieras luz, los fotones existen, dentro y fuera. Sé que jode destrozar un sistema de creencias, pero la verdad, para eso están, ten en cuenta que el que tienes tampoco es tuyo del todo.

Y perdóname de verdad, te amo y gracias