jueves, 2 de octubre de 2008

un poema de Elogio de la noche

Respiro delante de tu estancia.
Pero el cuerpo se me fue antes
por aquella torpeza mía de olvidar
que sobre tu sombra
resbalan hasta los pequeños silencios
-la nunca dicha palabra-
al tiempo vencido sobre tu gozo.
¿qué sabía yo, qué no saber era el que
perdidamente
buscaba entre los brazos blancos?

Reitero el asedio y si estuviesemos
donde mi respiración se asoma
quizá fuera posible
ganar sobre tu noche el fulgor oscuro de mi deseo.

Respiras en una terraza
que señorea los olvidos.

Qué pequeños son los guardias que corren
por la acera tras aquellos jóvenes ebrios y tristes.

Qué insoportable es ésta espera
sin aire.

Víktor Gómez
Elogio de la noche,
octub-2008

6 comentarios:

Milya dijo...

Hola como va¿? Muy bueno tu blog¡¡¡¡, te dejo un abrazo pasate¡¡¡

Fueradecontrol666.blogspot.com

Milya

Alicia Martínez dijo...

Hola Víktor! Respiración nocturna. Hondo sentir el de tu poema. Me ha gustado mucho. Un besote.

Viktor Gómez dijo...

Milya:

gracias por la invitación. Lo hice, aunque rápido porque tuve que salir a la calle y vuelvo ahora.

En este blog soy uno entre 25. Es un blog de poetas varias y varios.

Mira otras escrituras por acá, que las hay muy interesantes.

Un abrazo

Víktor

Viktor Gómez dijo...

Alicia:

Es mi última errancia, la trocha que me deviene en palabra. Camino en la insuficiencia expresiva. Me puede la contundencia del hecho amoroso, de la vida y sus contextos, de la (im)posibilidad comunicativa hasta con las personas que más quieres. Este Elogio de la noche, que quizá acabe siendo un elogia de la ceguera, por ahí va. En el blog Viktor Gómez "Valentinos" está el primer poema de esta serie que incluyo en "Perfeccione lo inútil a lo inútil".

Tu lectura me interesa. Ya me dices, sin prisas, qué te parece.

Un beset

Víktor

Jenni dijo...

Víktor tus palabras me han gustado mucho, este poema es diferente a lo que había leído tuyo. ¿Elogio de la noche es el libro?
Un beset

Viktor Gómez dijo...

No, jenni, elogio de la noche es una carpeta, un archivo que recoge poemas que tienen algo que ver con la hora de no trabajo y negocio, con las horas de luz, claridad.

Así hay poemas como éste y otros de corte más próximo a la ceguera, a la sensación de andar a oscuras e insomne, de estar en vigilia ante un presente quebrado, ante un dolor inextricable, multiple, a veces más abstracto que la propia realidad.

El hecho amoroso, la sentimentalidad me interpelan. Me preocupan, primero a título personal, por mi propio vivir. También a nivel general, social.

Creo que donde nos la jugamos es en lo afectivo, que a la postre será lo efectivo para un mejor vivir personal y colectivo. Pues no habrá posibilidad real de lo uno sin lo otro, de lo uno sin los otros.

Gracias por tu aprecio. Éste poema, directo e indirecto, pretendía cuestionar qué es amar, cómo y cómo no. Pero luego dijo, dice, lo que yo no sé. Lo que una lectora pueda entrever, traducir.

Por eso tu aproximación es importante. No es poema hasta que por ejemplo, lo lees tú, y pretender releer porque algo hay que te hace ¿¿Chsiiistch !!

Un beset

Víktor