lunes, 6 de julio de 2009



El Esfenoides

El primer hueso en colocarse en su lugar y que establece la posición de los otros huesos a través de su forma es el que llamamos esfenoides, el hueso mas complejo y diferenciado del cráneo. Este hueso oculto en el centro del cráneo, de unos 10 centímetros de ancho tiene forma de mariposa, ubicado a la altura del ojo justo bajo el cerebro, este hueso es el núcleo donde primero nuestro cráneo y después nuestro esqueleto se desarrollan. Delante de el esta la frente, a los lados, los huesos temporales y parietales. Detrás, toda una serie de huesos que se ensamblan en la columna y determinan nuestra postura en dos pies.

El esfenoides es la piedra angular, la forma de este hueso ha evolucionado durante millones de años y cada vez que se doblaba hacia aparecer una nueva especie dentro de nuestra familia. Lo trascendental es que en 60 millones de años, el esfenoides ha cambiado de forma cinco veces, siempre doblándose un poco mas.

El Embrión

Anne Dambricourt después de un largo estudio logro ubicar el momento en que la base craneal se forma y esta flexión sucede entre las siete u ocho semanas, al fin del periodo embrionario justo antes que comience el periodo fetal. El esfenoides es el primer hueso que se forma en el embrión, es plano como en todos los mamíferos, después aparece el cerebro, el sistema nervioso y el esfenoides se dobla y se abre.
Si por alguna razón el esfenoides del embrión no se dobla, queda como el cráneo de un niño, el cerebro apenas se forma y la mandíbula es enorme, recta, como los cráneos primitivos.


La nueva teoría de la evolución del hombre dice:
En los 60 millones de años de evolución, el esfenoides ha cambiado de forma cinco veces, y en cada mutación o doblamiento del mismo aparecía una nueva especie de homínido.
La evolución es interna, el exterior, el medio ambiente influye pero en segundo plano.

5 comentarios:

Hache dijo...

Un millón de gracias por habernos enlazado.
Revista Hache.

P dijo...

La vida es esto. Prestémosle atención a los
detalles. Al calorcito humeante del pis, a sacar la basura, a viajar apretados
en colectivo. Si no disfrutamos eso, ¿qué nos queda?

Sergio dijo...

Todo se disfruta si se hace presente. Gracias por tu presencia hermano

alberto jimenez dijo...

Curioso lo del esfenoides.
Como para perderlo, imagínese.

De todas formas, no creo que ahí se forme un gramo de poesía.Debes ser un poco más arrriba, en la cuántica de tanto verso dislocado.

Sin entrar en detalles, y ya que nos basamos en él, tendremos que ecribir un "poemilla" al respecto.
Voy a intentarlo, se lo merece.

Alberto

Sergio dijo...

Todo lo que sale del corazón si cedes, es poesía. En lo pequeño está todo que sale hacia lo grande y yo (aunque esto del yo me dificulta) sí veo que rima hermano...
Salud, amor y confianza