lunes, 24 de septiembre de 2007

Crisálida

(Para Lucieta, esa prima perdida y felizmente hallada, nos vemos en Praga!)

Cansado de ver a través de una crisálida
de devorar los días en un letargo infinito
arrugar el alma por puro aburrimiento
sin salida, sin vuelta atrás

Esa invariabilidad se vuelve agradable
cuando sin darte cuenta, de la nada
aparece un ser con luz propia, vivo

Esa existencia comienza a transformarte,
el corazón de plata revive irradiando
pasión donde antes solo había vacio

Ya no eres el personajillo que pensabas
rompes tu pequeña envoltura
lanzándote al vacio sin importarte
la caída porque sabes que no caminas solo

3 comentarios:

Luciérnaga dijo...

¡¡¡Me gusta mucho Shiu!!!

No sabes qué alegría al ver tu poema, pensaba que tardarías más en inaugurar el Dolmen!

¡Además me gusta mucho!
Un beso enorme! cuando te vea te lo doy!!

Atteneri dijo...

ALOHA shiu! Me ha gustado!!! Espero que disfrutes leyendo y escribiendo en este blog!!

sergio castillo pelegrín dijo...

Encantado que estés por aquí, dándole a la piedra, cuando se hunda la isla nos avisas...