jueves, 22 de noviembre de 2007

El mono que salvó a un pez. Anthony de Mello

"¿Qué demonios estás haciendo?"
le pregunté al mono cuando le vi sacar
un pez del agua y colocarlo en la rama
de un árbol.
"Estoy salvándole de perecer ahogado"
me respondió.

Lo quepara uno es comida, es veneno para otro.

El sol, que permite ver al águila,
ciega al búho

4 comentarios:

Velocet dijo...

Creo que lo habría dejado en la primera estrofa y fin. Las otras dos... están como descolgadas, no? No sé...

Castillo Pelegrín dijo...

Es posible, el autor proviene de tradición cristina. Ya sabes, acaban sermoneando algo.

Viktor Gómez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Viktor Gómez dijo...

Tony De Mello fue una de mis primeras lecturas de desprogramación, consciencia, revisión de vida.

Con él escuche la oración de la rana y el canto de pájaro.

Tuvo coraje para ser a lo abierto.

Es estupendo reencontrarle aquí.


Tu Víktor