viernes, 16 de noviembre de 2007

ida y vuelta

5 comentarios:

aprendiz de titiritero dijo...

Tras la tempestad llega la calma. La espiral cuando alcanza el centro interior cambia de giro hacia fuera.
(Si yo fuese él estaría orgulloso de esta amistad).

Viktor Gómez dijo...

Creacionismo, reflexión, fuerza centrífuga, erosión, giro... poema vívido, meta no, pasos.

Bien, Jenni, avanzando.


Tu Viktor

Jenni dijo...

Yo también lo estoy de la suya Félix!

Gracias Victor!

Anónimo dijo...

Tu espiral está torcido, es irregular, supongo que tendrá un porqué...

Velocet dijo...

La cabeza también respira...y gira. Y tras una honda respiración del más puro de los oxígenos, paz.

Y hierba en los pies, querida ;)