viernes, 7 de diciembre de 2007

...


HISTORIA DE ESPAÑA: NUDO(David González)

Un nudo. Esto, explica la anciana,
fue lo último que hizo mi padre
con sus propias manos.
Un nudo.


Piénsalo.

Es lo último que hace ese hombre
con sus propias manos.

No estrecha entre sus bazos
a su madre, a su hermano o a un amigo.
No acuna en ellos a su hija recién nacida.
Tampoco le acaricia las nalgas a su mujer,
ni le acaricia los pezones, los pechos,
las mejillas, el pelo tan siquiera… No,

con ellas, con sus propias manos,
lo último que le permiten hacer a ese hombre
antes de fusilarle
y arrojarlo a una fosa común es

Un nudo, repite la anciana
para las cámaras de televisión
de un canal de historia. Historia
de España: de un tajo,

el entierramuertos cortó el cordel
que el padre de la anciana
se había atado alrededor del tobillo
para responder así a la pregunta
que horas antes le había hecho su mujer:

¿y cómo vamos a distinguir tu cuerpo
entre todo ese montón de cadáveres?

Mientras aparecen los títulos de crédito,
la anciana le da un beso al cordel,
y luego devuelve a su caja de pino
este nudo
que todavía nadie, repito, nadie, se ha molestado
en deshacer.






¿QUIÉNES FUERON?
(José Mª Gómez Valero)

¿Quiénes fueron?
¿Quiénes señalaron nuestros nombres
en las grandes plazas
y se burlaron de nuestras llagas?
¿quiénes arrancaron el corazón
a los caballos que tan lejos
habían de llevarnos?
¿Quiénes convirtieron nuestros puños veloces
en estos torpes muñones de esparto?

¿Quiénes crearon el molde
donde una y otra vez
se fragua la muerte?
¿Quiénes fueron?

Que den un paso al frente,
que ya está bien de tanto llanto.
Que den un paso al frente,

que los vamos a perdonar.

14 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Dos poemas, dos poetas, dos entradas brillantes, geniales.

A mi particulamente José Mª Gómez me parece de una sensibilidad y lucidez extremas. La límpidez de su mirada y el equilibrio de su palabra y respiración muestran que la inocencia no tiene porque venir de la ignorancia, que puede ser una opción, una arriesgada y valiente opción vital.

Tanto el corajudo David, de alma sensible y cuerpo guerrero, como Jose Mª, ambos dos nos reportan desde la locura de los no comprados, de los no vendidos, de los que suman o multiplican su "inocencia deliverada" una forma de poetizar que en resumen es su vida. Ambos dos son poetas 25 horas al día.

Muy bien, compa, ¡qué buena elección!

un abrazote, zote,

Tu Viktor

Viktor Gómez dijo...

Y dos recomendaciones:

1

"El amor no es contemporáneo", de David Gonzalez, en Ediciones Baile del sol.


2

"Lenguajes" de José Mª Gómez
César Sastre Editor


Buen finde,

Tu Viktor

en tierra de nadie dijo...

...que los vamos a perdonar...

lección de poesía, de historia, de humanidad y de vida. Me quito el sombrero.

¿Cuál es el peso de un nudo en la conciencia? ¿Y en la memoria?
Permanece sin deshacer aún. Nadie quiere mancharse las manos.

besos

ETDN

Luciérnaga dijo...

Con lo preciosos que son los poemas y lo feo que es el cuadro de Basquiat...

Yo soy Basquiat!!

Velocet dijo...

Estoy de acuerdo con Lu, arfgh xD

El primero es francamente excepcional. El giro de las antepenúltima y penúltima estrofas es soberbio :)

aprendiz de titiritero dijo...

Discrepo más. Para mi lo mejor son los dos últimos versos del 2º poema. El cuadro también precioso, nunca sería una mariposa, pero sin embargo, es el retrato más logrado que conozco de una cucaracha.

Anónimo dijo...

los dos últimos versos son brutales, sí, yo también estoy de acuerdo. creo que voy a volver a leer estos poemas.

ojalá los hubiera escrito yo.

(jeje!)

Velocet dijo...

Dita sea, soy el único que ve a un cura escribiendo esos dos últimos versos? Arfgh. A mí me suenan fatal :/

aprendiz de titiritero dijo...

También tienes razón Velocet, pero precisamente para eso está ¿ la pragmática? Precisamente posr eso me parecen buenos por la imposibilidad de que los dijese un...

Velocet dijo...

Ay, la pragmática, ineludible e incansable. Lo que pasa es que a mí la pragmática me llama la atención cuando sucede al revés y, así, aparece una monjita escribiendo sobre la docilidad del crucifijo en su sexo.

Ese final me resulta tan suavón que se carga el buen camino de todos los versos anteriores :/

^^

Luciérnaga dijo...

Velocet, por esto te amo!!!

ahí ahí!!! (a mí me encantan pero me gusta tu posición, la entiendo y, de hecho, me haces ver las cosas por segunda vez y de forma diferente...)

Queremos debates!!! sí sí!! que los "celebros" se muevan!!!

aprendiz de titiritero dijo...

Pues yo nunca pintaré una monja masturbándose con un crucifijo:
por respeto a la monja y a los condenados a muerte ( incluso en el caso de que no sean inocentes) ( se sobre-entiende que como fín en si mismo.Otra cosa es la cresta de las pirámides...)
Y si un final duro contrasta con un camino suave, al revés también.

Velocet dijo...

El tema de la iglesia (y las distintas morales e ideologías en general) es peliagudo. Personalmente yo sí escribiría sobre eso (de hecho, ya lo he hecho ^^). Si ofende, bueno... a mí también me resulta ofensivo escucharles decir ciertas cosas. Además, como me caen como el culo (y supongo que será algo recíproco), digamos que sería mi manera de expresarlo: "Oigan, ya sabéis lo que os váis a encontrar aquí". Yo no les cierro la boca, ni ellos a mí. Easy.

En cuanto a los finales suaves, cuando hay tanto contraste, me dejan mal sabor de boca. Y, ojo, que hay textos de un azul sumamente claro de principio a fin que son excepcionales y me encantan (no tengo nada en contra de ellos si me parecen buenos). ¿Qué pasa lo mismo con lo contrario? Puede ser. Conmigo no ^^

Viktor Gómez dijo...

Se está calentando el debate. Me agradan las divergencias en lo contertuliano, porque ayudan a crecer y a pensar desde el otro.

Yo, que tengo amigos de todas las creencias e increencias, creo que las generalidades están sujetas a error en los suficientes casos y probabilidades como para analizar con rigor cada caso en particular y con escepticismo los stereotipos y los tipos particulares que saliéndose de lo convencional se manifiestan contra.

Desde luego, rechazo la ley de Talión.

Los poemas que dan pie a nuestra verborrea son a mi modo de ver dos poemas perfectamente cerrados. Lo cual se manifiesta especialmente en que dejan al lector aportar, seguir, reescribirlos, deliberarlos metapoética y moralmente.

Pero creo entender la 'duda razonable' de Velocet, aunque en esta ocasión divergemos. Menos mal que todos no lo vemos igual, sería sospechoso de no ser poema, sino tema, teoría, razón.

Y la poesía no deja de ser en muchos aspectos el juego intuitivo e irracional de la inteligencia creadora.

Un abrazo a todos,

Vuestro Viktor