martes, 12 de febrero de 2008

Algunos taxis son hermosos bajo la lluvia.

Corren las décadas – me dice - y ya no somos los mismos, a veces
Debo arquearme las costillas y comprobar mi corazón
(Si es que lo tengo) y no es fácil
Capacitarme para esto y
Aquello,
Evito mirar algunas fotografías antiguas
Sobretodo si son en blanco y negro
Ya sabes.
El olor del amoníaco se hace bello y necesario

Impregnando las venas, un licor de amapola,
Casi eterno

Abrir
Las costillas y comprobar el corazón – dice -

Para esto hay que pasar frío y

Pide un whisky doble.

- Esta es la única manera de acabar una Mala Vida, chico.

Tener una Buena Muerte


Después desaparece bajo la tormenta
Aullando una vieja canción infantil.

7 comentarios:

mark dijo...

abrir los ojos y mirar

abrir el pecho y notar

quien puede dejar de mirar atrás o adentro? es difícil la curiosidad y algo aún más humano nos empuja

Mayka dijo...

Llegar a la Buena Muerte sin estar dormido ni haber tenido una buena vida, bebiendo whisky -doble- y aullando bajo la tormenta... lo tiene todo claro, no le engañarán, y si hay que pasar frío, se pasa. El poema tiene un halo de paz atormentada que me encanta.

Christian Supiot dijo...

Algunos versos me parecen extraordinarios... otros bastante irregulares (hacer el salto de linea tras un Y...)... En conjunto el poema tiene fuerza...

Ahora bien... El título me parece totalmente desafortunado.

Angus dijo...

Pues sí Mark, abrirse el pecho de vez en cuando es necesario, creo.

El whisky, Maika, lo más importante del poema sin duda (casi más necesario que abrirse el pecho).

Christian, muchas gracias por la crítica, constructivas o no, siempre son bienvenidas, tomo nota. Lamento que no te guste el título.

Luciérnaga dijo...

No sé cómo decirlo...

Supongo que es sólo un hasta luego.

Ya no estoy entre los que lanzan piedras, bueno sí, pero desde otras esquinas.

No me voy, por lo tanto, de aquí a un tiempo le pediré a Jenni o a Sergio que me reagreguen (y les suplicaré que me reotorguen el honor de administrar!), mientras tanto, y por problemas personales, permaneceré callada y silenciosa.

Pero sabed que os leo y os voy a leer, aunque no comente, ni aquí ni en calambres.

Y que os quiero, cojones!!!!

Sergio delegó un poco en mí para que tirase del carro dolménico, luego en Jenni, luego vino velocet, y bueno, ahora somos una gran familia que anda sola, sin nadie que arrastre a nadie.
Así que tampoco creo que me echéis mucho de menos.

Además, sabéis dónde encontrarme (www.magiadepalabras.blogspot.com www.escritoressinfuturo.blogspot.com , por cierto, se nos ha unido a escritores un nuevo miembro que telita!! es genial!!)

Espero seguir viendo debates, comentarios, movimientos, iniciativas, con Maika y Mark lo doy por seguro.

Por cierto, hoy tengo un recital (todavía no estoy cagada pero aún me queda tiempo para ponerme nerviosa...). No se lo he recordado a nadie por varios motivos:

- no quiero que me veáis

- a parte de Edu, Gari y Víktor, creo que a nadie le interesa, y en el caso de que haya interesados sé que están muy lejos para venir.

No sé qué decir... que espero volver pronto.
Y que desde el silencio os apoyo y animo.

por cierto Angus, gracias por echar una piedra!! para mí tus textos son diamantes, ya lo sabes.

BESOS COMO QUESOS!!! (si es que soy poeta hasta en las despedidas!!)

OS QUIERE,
LA LOCA DE LU.

Viktor Gómez dijo...

Angus:

Impecable. Demoledor.

Lo bello y necesario, la buena muerte, ya que morir es la única garantía que tiene el vivo, desaparecer, si, salvo las palabras que hacia otros lanzó nuestra pasión y coraje.

Cómo una canción infantil
vencedora del olvido...

Un abrazote,

Viktor

safrika señorita dijo...

Agus, tienes una sensibilidad exquisita. Un buen poema. Cada vez, (y lo digo siempre, lo sé) mejor tú.

Un besazo

safrika