martes, 12 de febrero de 2008

ENTRE DOS MUNDOS

----
----

ánforas que pesan siete Océanos y cinco Continentes,
qué vacías estáis
esta mañana sin sol
---
de madrugada, una hecatombe deicida ha profanado
el oscuro vientre
y se ha llevado sin dejar huellas los hijos nonatos del futuro
---
creía que esta orilla
les resguardaría del pillaje pero es sabido que los piratas
conocen todos los atajos
---
En algún pasillo de una mina los esclavos se agolpan sin aire
trabajando sin sol
por unas horas de descanso y algún mendrugo de pan
---
¿quién ha dejado las ánforas
sin cuidado, cómo no advertimos del robo, del engaño? ¿Acaso
lo no visto fue pronto olvidado?

Víktor Gómez

4 comentarios:

Jenni dijo...

Ojalá se llenen pronto...

Viktor Gómez dijo...

Jenni:

Empezó a llenarse ya, compa.

Tu Viktor

Ana Maria Espinosa dijo...

Las ánforas se están llenando de
injusticia y sin sentido.
Apenas queda sitio para la esperanza. Hagamos visible lo olvidado. Tenemos las palabras.

Buen poema.

Viktor Gómez dijo...

Ana Mª:

gracias, compa. Si, hagamos visible lo olvidado.

Tu Víktor