jueves, 7 de febrero de 2008

...

He vuelto a desordenar tu abecedario
en un cursi intento de hacer siempre lo que yo diga.
Y tú, has resbalado del labio a mi boca
lo que siempre quiso oír mi voz.

Estrechando el fin de lo imposible,
la avaricia rota en ese saco seco de desidia,
he creído ser los dos en una misma sombra fría.

Ayer, arranqué un suspiro agónico al pensar
que me bebí alcohólicas tus ideas,
diluidas en agua para bajar su efecto.

Pero ahí sigues sentado,
dibujando ese viaje a París,

Y yo… lo siento

Si después de todo, aún me queda decidir
si comparto eterno abrigo bajo el techo
que destila inerte el ultimo jadeo del encuentro.

O si somos quizás algo pasajero,
frágil,
transparente,
que se lleva el viento
en ese frío soplo.

3 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

JENNI:

Me estoy aficionando a tus poemas, cómo antes al café y al leer en la playa.


Sergio Castillo hubiese releido este poema y contestado con alguno de los suyos de manera precisa y preciosa. Yo, impactado por su magistral sencillez, a la resta, como el propio (des)contar del texto-realidad, me sumo al silencio, al hueco, que dejan las estrellas cuando mueren, que dejan lo que amamos en su ausencia involuntaria.

Tu Víktor

Viktor Gómez dijo...

Jenni:

con las prisas comenté el poema breve de arriba. Ahora voy con este.

El acierto:

que la tensión dialógica propicia ese paradigma de extrañeza que es la comunicación y a su vez nos da claves de los fallos.

No es imposible, pero si ardua tarea, saberse comunicar y que nos entiendan, tanto más que entender el presente, el mundo y el yo en su inseparable simbiosis y metamorfosis.

(Vale, no pongo acentos, porque escribo con 4 dedos y algo más rápido de lo conveniente)

De la fragilidad final y del cierre del poema, casi a lo Celan, nada que objetar. Al revés, creo que justifican el poema.

La rotura, tras la imposibilidad de comprender y ser comprendido, da paso a la posibilidad. La encrucijada:

Amar, aún desde la sinrazón y seguir en el habla, en la escucha.

Huir, construir una literatura y una vida de ficción.

¡Qué cada uno escoja sabiendo que es imposible la ubicuidad!

Un beset,

Tu Viktor

Jenni dijo...

V�Ktor!! Gracias por ese tiempo que te tomas en leer y releer cada poema que colgamos en esta p�gina. Ya lo sabe todo el mundo, el amor, los sentimientos son realmente una telera�a muy compleja y dif�cil de explicar...

Un besooo!!!