martes, 26 de febrero de 2008

OVERBOOKING

Me parece totalmente contraproducente
hablarte de buena poesía escrita por hombres buenos.

Si cuantos más libros me habitan
menos sitio queda
para ti.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

oh sí adrián!! me parece una reflexión cojonuda!

y estoy totalmente de acuerdo, hasta qué punto somos nosotros-nosotros y no nosotros-loqueleemos-vivimos-conocemos-queremos-etc.

un beso muy grande!!

por cierto, thanks por el poema!!!
he metido una entrada en vuestros honores en mi blog!!! gracias!!

lu.

Viktor Gómez dijo...

Adrián, tienes afinada la cuerda. Una flecha no es más que un silbido y pieza abatida. En poesía eso es lo que cualquier lector espera, lo que cualquier escribidor querría ser capaz de hacer.

Mirada transversal, casi diría que piensas en oblicuo, barres primero las evidencias y luego diseccionas lo muerto, le haces la autopsia, dictaminas lo originario y su causal finitud.

¿qué más se puede pedir?

Me tienes acojonao,

Tu Viktor