martes, 15 de abril de 2008

LO IRREVOCABLE
El temor a lo irrevocable
anega todo a su paso
con agua infecta de fuentes ocultas
e inagotables,
formando ciénagas inmensas
donde la voluntad se paraliza y envejece,
y el desaliento sedimenta excusas.

Las ruedas reanudan la marcha
con un chirrido,
girando exhaustas,
lentamente,
sin valor para renunciar
;
mientras contemplo a lo lejos,
sumido en un profundo letargo,
hermosos paisajes entre las brumas
que parecen inalcanzables.

El temor a lo irreparable,
a un error imperdonable...
El temor a tu rechazo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Romanticón.....

Javier Uve dijo...

Gracias, guapo. Anota tu teléfono en los váteres de la facultad de filología. A lo mejor un día de estos, aprovecho algún dencanso entre tanta tertulia sobre ultracionismo dadaista y performances circenses, me decido y te llamo...

Viktor Gómez dijo...

Javi:

¿puede ser que evidencie mucho al lector el último verso que hay entre el primer verso y el penúltimo?

Seguro que el posesivo del último verso es acertado lo que no se (perdón, hoy estoy por dar tijeretazos, quizá innecesariamente) es si prescindiendo del último verso y del primer verso "el temor a lo irrevocable" no se consiguiese mayor tensión en el lector, un poco más de esfuerzo pero a su vez más campo abierto en la lectura, menos narratividad.

Javier, es un poema que me gusta. Es posible que no te aporte nada este comentario tribial y de colega. Se trata en cualquier caso de compartir y apurar el ejercicio creativo. Cosa que solo es interesante, dicho sea de paso, cuando hay buen material.

Un abrazote, te sigo leyendo, compa

Viktor

Javier Uve dijo...

Qué tal Viktor? Agradezco mucho tu lectura y las direntes apreciaciones que haces de los versos. Y además no me parecen triviales tus comentarios. Con respecto a la creación de tensión mediante la supresión de algunos versos (por aquello de las evidencias, pues, en realidad, no sé muy bien qué decirte, seguramente tienes mucha razón, pero no sé, en realidad se trata de la letra para una canción y la dejé estar cuando me parecía que estaba completa. Muchas gracias por escribirme y recibe un abrazo de mi parte.

Viktor Gómez dijo...

gracias a tí, Javier, por compartir y por conversar

Un abrazote

Viktor