miércoles, 16 de abril de 2008

Nicanor Parra


Yo me haré millonario una noche

gracias a un truco que me permitirá fijar imágenes

en un espejo cóncavo. O convexo.


Me parece que el éxito será completo

cuando logre inventar un ataúd de doble fondo

que permita al cadáver asomarse al otro mundo.


Ya me he quemado bastante las pestañas

en esta absurda carrera de caballos

en que los jinetes son arrojados de sus cabalgaduras

y van a caer entre los espectadores.


Justo es, entonces, que trate de crear algo

que me permita vivir holgadamente

o que por lo mnoes me permita morir.


Estoy seguro de que mis piernas tiemblan

sueño que se me caen los dientes

y que llego tarde a unos funerales.


NICANOR PARRA (Poemas y antipoemas)

2 comentarios:

Cucaracha homicida dijo...

Crear algo que nos permita vivir holgadamente -al menos satisfechos- o que por lo menos nos permita morir. Ahí la cuestión.

Viktor Gómez dijo...

Parra nunca será un premio Nobel de Literatura, ni tan siquiera el Cervantes le darán. Es demasiado libre, es demasiado imposible para los que han defendido toda la vida amaestrar la lluvia, domar el silencio, ordenar las cañas, vencer a los sueños.

Parra será siempre el que está llegando.

Bendito sea el ateo dios del Chile inacallable.

Viktor