domingo, 18 de mayo de 2008

En lugar de hacer
un día internacional de los museos
habría que hacer
un museo internacional de los días
para no olvidar
nunca
nunca
las tropelías cometidas
por la raza humana.

5 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Adrian:

¿tienes novia?

Tengo una sobrina, estupenda gente,
empática y afín a tus donaires y cuitas.

Es que me gustaría que fueses de mi familia. Y algunas noches, después de la cena, en el porche, fumar en pipa y conversar, lejos del ajetreo diario, de las ruinas de la soberbia y el disloque de los tejemaneques y negocios.

Ah, si, el poema, en su ironía y juego, grande. Invertir los términos para desenmascarar los principios que rigen este desordenado y feroz mundo.


Un abrazote

Viktor

Cucaracha homicida dijo...

No es una casualidad que tengamos la cita de Wilde por estos lares, "Si no se habla de una cosa es como si no hubiera sucedido".

Y para despejar dudas: "No nos está permitido conceder a Hitler ninguna victoria póstuma", del gran Q.

El motivo por el que has escrito este poema, Adrián, es lo que me condicionó a la hora de escoger la Historia, para que nunca nunca más.

P.D. Víktor, hablaré yo con su consorte porque pensaba que había quedado todo más que hablado para que la susodicha sobrina pasase a ser señora de Gómez el joven, el Alfaro ese.

Viktor Gómez dijo...

Queridos ADRIAN y ALFARO ESE, por gracia de la fortuna la naturaleza que me privó de tener hijas (dos varones tengo por descendientes, hijos de su madre y supuestamente míos)
fue abundante en sobrinas. Y dos de ellas destacan más aún que por fermosas y garridas, por ser de gran ingenio y dulzura.

Dejo lo dicho para que no se me empitonen, caballeros ni sea menester duelos, lances o escaramuzas. Que a ambos estimo buenos sobrinos (postizos) y que ya se sabe que lo mejor de la familia de uno suelen ser los extranjeros (como la vida misma).

Abrazos

Viktor

Jesús Ge dijo...

Dejaros de pamplinas casamenteras y vayamos a lo hondo del poema.

Permitidme un aplauso para Lord Adrian. CLAP, CLAP, CLAP, CLAP, CLAP, CLAP.

Bravo, bravo, bravísimo.

Si a vuesa merced no le importa, me gustaría importarlo a mi blog.

Por cierto, mi último micro-proyecto se llama LA CIUDAD Y LOS DÍAS.


Besos diarios y abrazos semanales.

Adrián dijo...

Viktor, bromas casamenteras aparte, tendré en gran estima tus inclinaciones conversacionales de cara al futuro. Es realmente atractiva esa burbuja de la que me hablas, lejos del aire enrarecido que agita y contamina los tiempos que corren.


Cucaracha, ese mismo condicionamiento estuvo presente en mí hace cosa de un año pero no supe decantarme por historia, ni por historia del arte, ni por filosofía. La realidad es diametralmente opuesta. Pero lo siento como una obligación moral para/con cada persona, no cerrar nunca los ojos a la historia.


Jesús, ya me he paseado por tu nuevo blog. La cultura del libre intercambio, todo sea por esclarecernos mutuamente, y conseguir que la poesía sea el punto de apoyo de la persiana que nos abre el mundo.



Me prodigo poco por el Dolmen, menos de lo que me gustaría. Últimamente ando traduciendo esas minúsculas que la poesía nos deja atisbar en el gran discurso cruzado universal. Saludos y abrazos