jueves, 15 de mayo de 2008

REVISTA BOSTEZA: 16 mayo presentación en Valencia

Bostezo es una revista en formato de papel con una marcada voluntad plural e internacionalista. Una revista más analítica que crítica (pero nunca quejumbrosa) surgida de la conversación interdisciplinar entre los lenguajes visual, oral y escrito.

Bostezo ejerce una contemplación participativa sobre esta sociedad enmascarada, para tratar de vislumbrar su esencia, el punto de partida donde todo comenzó a torcerse.

Sus contenidos se recrean rigurosamente en las contradicciones y paradojas de nuestro momento antropológico. Una minuciosa disección elaborada con dosis de inspección, fricción e ironía, ofrecidas al lector como cápsulas de reflexión y posterior debate.

Más:

http://www.revistabostezo.com/
http://walter-buscarini.blogspot.com/2008/05/organizamos-una-fiesta-presentacin-para.html


Curiosamente tres amigos me hacen llegar en pocos días una invitación a la presentación de esta nueva y prometedora Revista. Quique Falcón, Jesus Ge y David Barberá. Tres poetas, tres amigos, tres excelentes lectores.
Algo me dice que este proyecto en el que el periodista Paco Inclán y otros colaboradores han asumido como contrapunto a las revistas convencionales de divulgación cultural va a ser un referente entre las publicaciones de "Arte y pensamiento". Buena dosis de inteligencia, humor e incisivas miradas entrecruzadas.
En su apuesta se incluye no solo un intercambio de lecturas y contralecturas sino tertulias, conversaciones, reuniones gastro-literarias, etc.,

Animaros a acudir mañana viernes, 16 de mayo, a partir de las 22:30 h.
En la Calle Turia, 53 (Valencia). Entrada gratuita.


Un ejemplo del arte creativo del poeta David Barverá es esta ficción en la que un poeta imaginario (¿o no?) es entrevistado por un periodista inexistente (¿o quizá sí sea real?) y aporta un poema. Una joya que subiré a mi blog con una más extensa exposición del quehacer del insondable poeta de la niebla en la taza de cerveza. Borgiano, Bequekttiano, es un juego en los serios juegos de la mente heterodoxa de la multiplicidad poética.
Víktor Gómez
DARÍA BARBATE: LA POESÍA ES LA BANDA ANCHA DE LA COMUNICACIÓN INTERPERSONAL

Daría Barbate es una poeta chilena, nacida en 1984 y residente en Benimamet (Valencia). Llegó con 12 años al Reino Unido y allí descubrió “al mismo tiempo y con similar estupor a William Carlos Williams y a Victoria Beckham”. Escribe poesía en inglés y publica con regularidad en el blog poético “Brighton is beachless” (www.beachlessbrighton.blogspot.uk), galardonado con los Cybertext Awards. Actualmente disfruta del primer año de una beca predoctoral Madame Curie en el Instituto de Economía Aplicada de la Universitat de Valencia. Parte de su obra ha sido traducida al castellano por Jacinto Bidagoir, el autor de esta entrevista, en una serie de powerpoints serigrafiados. “Curtain (Telón)” es un inédito.


TELÓN


Telón,
penumbra del viento negro,
del mal que te vas a morir
te absuelve. Fantasía,
centro de operaciones,
laboratorio de El País Semanal,
simulación sin pócima.

Ocho años que no salgo
de viaje, que no voy en coche
que trabajo en lo mismo.
Repetición de ti, se impronta
en mi hipocampo, la ceniza
de tu integridad se deshace
en anillos, en mi frente
siempre encuentra sitio.

Tengo miedo a que me descubras,
tan mínima, admirándote.


JACINTO BIDAGOIR: ¿Qué lecturas o poetas te están dando pistas últimamente de por dónde puede ir la poesía que te demanda tu exigencia moral y estética?

DARÍA BARBATE: He leído hace poco Anábasis, de Saint-John Perse, y lo he leído con gusto y provecho. Aunque me atraen algunos temas de Perse (como la épica, tan olivdada en el s.XX), muchos otros (como la botánica, por ejemplo) me son indiferentes. Sin embargo, ha habido algo... Es difícil de explicar...


JB: Has sentido cierta empatía, cierta afinidad...

DB: No, no, yo no diría eso... La verdad es que he entendido muy poco. Con Perse, como con René Char o Edmund Jabés, y en general con cierta poesía francesa contemporánea del existencialismo, me pasa algo muy curioso: las palabras se correlacionan con el sentido en un 25% de las ocasiones, y durante no más de dos frases seguidas (suele ser prosa poética).
Con todo, y a diferencia de lo que me sucede con la novela o el ensayo, en las que responsabilizo al autor por su falta de deferencia con mis capacidades, me siento satisfecha.

JB. ¿Pero cómo es posible estar satisfecho si no entiendes lo que lees?

DB. Bueno, es un hecho que la gran mayoría de hispanohablantes no entendemos las letras de los artistas y grupos anglosajones que forman parte importante de nuestras vidas o en los que, al menos, invertimos dinero para comprar los cd’s o tiempo para bajar las canciones de Internet. De hecho, tengo la teoría de que son fenómenos paralelos. Con la invención del gramófono, la música popular empezó a traspasar las propias fronteras: los franceses al principio y posteriormente los anglosajones empezaron a exportar canciones. Por entonces muy poca gente entendía estas canciones, y hoy en día la proporción ha aumentado tan sólo a un 8% de la población, según un estudio reciente del INE. Pues bien, yo creo que la poesía se ha visto afectada por este fenómeno; no es nada nuevo, es obvio que la novela se ha visto afectada por la aparición del cine y la pintura por la invención de la fotografía. La poesía, que al fin de al cabo tiene mucho que ver con la música, ha dejado de entenderse fuera de Inglaterra y Estados Unidos tras la invasión de la música popular anglosajona.


JB Pero hay poetas anglosajones muy herméticos, como Dylan Thomas

DB Sí, bueno...Yo creo que Dylan Thomas es cristalino comparado con Saint-John Perse. Pero es una objeción válida, tendré que revisar mi teoría. En cualquier caso, a lo que me refería es que la pérdida de densidad de significado puede conllevar la ambición de intentar comprimirlo al máximo. Cualquier cosa puede significar todo, así que teóricamente sería posible constreñir ese todo a una forma textual cualquiera, como un agujero negro que atrajera inexorablemente el sentido.

JB Pero eso no es un fenómeno del siglo XX. Por ejemplo, el barroco pretendía algo muy similar con el conceptismo.

DB Sí, en fin... a todo puede ponérsele peros. De todas maneras, hay que reconocer que esa aspiración teórica al significado comprimido es ambiciosa. Una ambición ciudadana más que semántica: la pretensión de intercambio máximo de información con menor gasto. Algo así como la banda ancha de la comunicación interpersonal. Esa ambición es precisamente lo que me atrae de la escritura poética, la sensación de omnipotencia, de absoluto compromiso con lo fundado. Creo que de hecho sin cierta clase de ambición imprudente no hay creatividad: se lo debemos todo a la vida, y por eso debemos ser humildes. Pero no le debemos nada a la literatura, y podemos proponer lo que nos plazca.

2 comentarios:

Luciérnaga dijo...

¡Grande, compa!

¡Siempre estás ahí!
Yo quiero parar el tiempo y multiplicarme.

Ánimo, co, si puedo estaré ahí, y de paso te veo. ¡Necesidad!

¡Muaks!

Viktor Gómez dijo...

Lo mejor de la presentación fue David Barberá. El resto, entre el suspense y el suspenso. La revista supongo que será interesante. El resto no ha lugar comentar más allá de lo destemplado que me dejó.

Lo mejor, después. Un río de cebada entre compas poetas. Un río que se desbordaba a las 4:30 h. de la madrugada. Todo por bien de la poesía, claro está.

Buen lunes

Viktor