martes, 4 de noviembre de 2008

Para lectores y / o escribientes

Bueno, si que se ha liado gorda…
Bien, ahora y sólo ahora, me explico yo. Es decir: Nemo, que no es el capitán de nadie, ni del Naitilus ni el pececito rojo. Seudónimo que significa Nadie en latín, bajo el que está: Sergio Manuel Castillo Pelegrín, para servirles…
No he hecho ningún comentario ofensivo ni actuado como censor en nada, eso lo primero. Creo que han pasado un par de días desde el primer brote sicótico, y a cada cual se le ha visto el plumero o por dónde va. Y no sólo se han descrito las posturas sino también cada uno. Yo (mañana Dios dirá), voy por aquí hoy:
No voy de progre, no me creo lo del resurgir de las culturas (formas de hacer lo mismo de distinta forma), la cultura divide (la pluralidad es lo que me va). No me va lo que segmenta. Otra cosa sería si volviéramos a lo natural, pero no apurarse, el tiempo de esto está cerca.
Nunca desde aquí, traté de hacer que se moviera Valencia (menuda tontería). Ni crecer como poeta, sólo llenar el estanque de piedras y que crecieran poemas. Y sobre todo que se sumaran voces.
Me parecen igual de importantes, deleznables y criticables los desahucios del que se queda sin trabajo, que lo que se está haciendo con la huerta o con el Cabanyal. Del que marcha tras un sueño de oasis hacia el capitalismo, que termina siendo una terrible pesadilla. O igual, también, que el proceso de Boloña o los barracones de secundaria. Que lo que sucede en Sudán o en Camboya. Y no me considero nadie, es decir, nadie, para decir cuál de estas injusticias es la primordial, sobre todo desde un ordenador, y con el eguito dispuesto a que me oigan otros oídos igual de cómodos de postura como yo.
A cada uno, el tiempo nos pone en nuestro sitio, y yo no estoy por la parodia del artista. Yo, me doy cuenta de MI enfermedad, y que es la misma que la enfermedad de MI mundo. Y eso sí, voy con toda mi fe, tras la sanación. Y todo lo que hago, incluido lo que comparto desde aquí, está hecho, con todo, y digo fuerte Con todo, el desapego del que soy capaz.
Creo que en cada boca existe un poeta. Y creo que hay poesía en la sonrisa de una niña, en cómo vuela un pájaro o en cuando se ayuda a una mujer a subir la compra. También sé, que no tiene porque ser mi concepción la única.
El bloog no es mío, por supuesto, lo hemos hecho “grande” todos, sobre todo los que leen (dos o tres y nosotros presumo). Pero eso sí, fui yo el que lo creo y empezó a escribir, para después, dejar a más gente a que compartiera conmigo. Casi todo el tiempo de vida del bloog se compartió también la administración y se fueron añadiendo voces al ensamblado. Es cierto que no es igual que al principio, tampoco y lo reconozco, lo soy yo.
Mi alarma viene, y por fin digo algo, y me pronuncio después de la tormenta, cuando priman la propaganda y promoción sobre las letras y va creciendo el círculo. Un círculo que se puede limitar a una ciudad y un grupo de personas, en esto como en todo, siempre somos los mismos. No me parece honrado ni honesto que se convierta en algo desmedido utilizar el dolmen para propósitos o intereses particulares. Utilizando entradas en lugar de los comentarios, por ejemplo, poblados eso sí, de palmaditas y cantos de pajaritos.
Que el dolmen de empatia se convirtiese, en el tótem o el menhir edificio de algunos de nosotros, no me gusta. Y acepto mi parte de culpa sobre esto. Esa proliferación, es lo que me disgustaba, sobre todo cuando en otros sitios (propios, de esos de sí, de esto es mío, y aquí escribo yo sólo), no se hace de la misma forma ni con, ni parecida intensidad. ¡Oye!, pero cada cual, a lo suyo, yo de mi capa un sayo. Líbreme Dios. Jamás he dicho que fuera a hacer nada al respecto. Y repito: Nunca dije que fuera a hacer nada.
Otra cosa, de nuevo, para mí, aquí, no se ha puesto puta basura nunca. No es que sobrevalore lo que se escribe, pero me parece totalmente válido cualquier cosa que alguien dice desde su corazón, y así, lo comparte. Y no voy a tiznarlo de basura. No busco el cáliz alquímico de la poesía pura, mis oídos chirriarían…
Pero eso sí, y éste es el tema, ha ido creciendo el llamado círculo. No me parecen bien las figuras geométricas del plano llano. La verdad, es que no comparto ningún tipo de exclusión. Se han pronunciado sobre los ombligos y los egos y en mi opinión, han ido creciendo mucho con el tiempo. Me incluyo, y no por lo que escribo solamente, es algo que me trato de mirar.
Las determinaciones o medidas del Nazi, ninguna, que cada uno ponga lo que le rote, que de igual forma se sigue retratando. Libre albedrío y determinismo junto, como en la vida. No me considero con la verdad absoluta y no voy a tirar, ni he tirado nunca a nadie, ni he censurado nada, cuando he estado al mando o lo he compartido con Jen y Lu.
Sobre los anónimos, no me parecen bien, tirar la piedra y esconder la mano (aunque es muy cristiano). Y cómo últimamente se han utilizado de esa forma la figura del anónimo, que lejos se está del Lazarillo. Para evitarlo, soy inflexible en este aspecto…Si alguien no puede perder minuto y medio en hacerse una cuenta en gmail, si es que quiere decir algo (y no es que saque comisión, lo prometo), pues, no sé, hay entradas que cuestan más de leer…
Y otra cosa, todo el que quiera compartir escritos, desde aquí, sólo tiene que decirlo, cuantos más mejor, yo os añado y a tirar cosas. Por si va y hay, una desbandada, o sólo se escriben acontecimientos de la vida cultural valenciana, jejej.
Y espero que no se marche nadie, pero el o la que se quiera marchar, sabe cómo se hace, yo no puedo obligar a nadie a quedarse. Si me quedo solito, volveré a aburrirme, pero seguiré a lo mío (que es buscarme en el otro) y compartirnos.
Todavía no me ha llamado nadie, aclaro, intentaré ir añadiendo los enlaces, cuando tenga un momento y me lo permita mi conexión piratilla.
Y nada, creo que he sido lo bastante meridiano para que se me entienda, y por mi, doy por zanjado el tema. No le voy a dar más vueltas, ni seguirle la bola a nadie. Y por una cuestión de supervivencia y de confianza (me gustaría haber tenido la oportunidad de hablar antes de ser lapidado), cualquiera ahora lo hace , no voy a añadir administradores. Al que no le parezca bien, que recuerde, de 10 o 12 que somos se han llegado a ser 3 administradores y nadie dijo nada.
Y eso, un abrazo, perdonadme, os amo, salud y muchas, muchas gracias.

5 comentarios:

Jenni dijo...

¿Qué se ha liado? O estoy loca o no entiendo nada.
En cualquier caso es cierto que el dolmen ha ído cambiando la concepción que tenía en su fundación, pero aceptada la actual, no sé, a mi no me desagrada, creo además que es un referente en la red. ¿Es entonces eso lo que no te gusta? No sé si he entendido muy bien tu explicación, pero me imagino que te refieres a los motivos por los que lo abriste y a lo que es ahora.
Lo de los comentarios anónimos suelen ser la mayoría de las veces estúpidos, pero sin embargo, otras, los ha habido interesantes y creo que restringir esa posibilidad no está bien.
Y bueno lo de la administración tu decides, a mí, siempre y cuando lo actualices...no me importa.
Un beso nen

Viktor Gómez dijo...

Sergio, el de Capitan, atribuido al gobernante del 'Nautilus' soy yo. Me gustaba especialmente por otro referente, el del poema de Walt Whitman que en el club de los poetas muertos lleva a la rebeldía a un grupito de estudiantes anestesiados que despiertan vehiculizados por la poesía y un profe extravagante y excéntrico. Era mi juego. Ambiguo, como muchas cosas que hago, paradójico, como cosas que digo a la cara con mi nombre apellidos y teléfono. Ahora, llamarse "nadie" y ser el único que corta el bacalao tampoco parece especialmente entendible. En fin, naderías. Al asunto, compa.
El telefono mío lo tienes. Yo te reitero que no tengo el tuyo. En un cambio de nokia perdí un centenar de números y fuí rescatando algunos cuando veía a la gente. Pensé que dándote el número el domingo y dejandote dos días quizá llamarías. No ha sido así. Tampoco importa mucho, pero es para aclarar lo de la comunicación.

Yo creo que de doce, que haya 3 administradores está bien. Incluso 4 o 5, podrían hasta ser los doce.
Aún no sé porque no rehabilitas a Jenni y LU. Podrías sumar a Felix o a Mayka o a Javier Uve o a Izas, que más da. Descentrarse un poco intuyo sería bueno para Dolmen. Si lo que se entiende de tu escrito es que éste es TU blog y que no deben primar la propaganda y la promoción sobre las letras, entonces si que hablamos de un problema editorial. Unidireccional. Y claro, no conviene si hay varios criterios contrarios que todos hablen. Así pues se toma el control y se digue una línea unívoca, precisa, reglada.

Sin llevar las cosas al extremo ni caer en demagogia, lo único que no entiendo en tu explicación es que digas que no has censurado nunca nada y resulte que no rehabilitas a las dos administradoras que habían. ¿¿??.

Yo en mi blog personal, Viktor Gómez si que restrinjo, censuro y no admito todo. Y como es un blog que se llama Viktor Gómez participa de mis errores y aciertos, de mis limitaciones y gustos.

Yo entré invitado por Lu, lo que hoy significa que soy un okupa, un ilegal en éste blog. Porque desautorizas a quien me autorizó.

Sergio, de corazón, a mi no me va la nueva política que propones para el blog. Entiendo que es legítima y tu su responsable y valedor, a respetar, no a lapidar. Entiende tú, que con un abrazo y gratitud por el tiempo compartido, me vuelva por donde vine.

Mucha suerte y ánimo en este nuevo periplo del Dolmen de empatía.

Víktor

Velocet dijo...

Yo ya dejé mi opinión respecto a todo esto algo más abajo pero, aprovechando la coyuntura, quisiera dejar constancia de algo que pasó durante mi periplo dolmenmaníaco.

Y es que resulta que a mí se me echó del blog. Y no es que me importase en demasía pues escribía muy de vez en cuando, pero sí que me molestó el que se hiciese sin ni siquiera avisarme o decirme algo. Se lo comenté a Lu y nada más, más que nada porque coincidió con una época en la que necesitaba estar alejado de internet (y que aún continúa pero menos). En fin, ¿alguien podría decirme qué pasó? Supongo que, para contestar, a ese alguien le deberá dar un ataque de sinceridad. Claro que, quizá, fue un ataque ciberterrorista...

EL BUSCADOR DE S dijo...

Había escrito una entrada mucho más larga pero se ha cortado y no tengo tiempo de repetirla así que sólo algunas consideraciones.
Sergio sólo ha retirado la confianza de administradoras a dos amigas que antes se la había concedido, es un problema de ellos tres.( y son diferentes los ¿ por qué?)
Lucía es la que más ha movido el blog y seguramente la que más lectores ha aportado pero se ha ido dos veces y eso la invalida para ser administradora ( yo también me fuí dos veces y si volviese tampoco podría ser))y es probable( Velocet) que sea ella misma la que haya echado a quién antes ha metido, si no es así tenía que haber pedido explicaciones en el momento que se produjo.
Sergio no prohibe el tablón de anuncios
ni que se denuncien cosas sino que esto es un blog de poesía y se deberían hacer mas aportaciones
personales , este es el suyo y que por empatía se ha ido ampliando, decirle que se cree otro personal es echarlo de su casa y las amenazas de abandono me parecen chantaje emocional.
Perdón y un abrazo a tod@s.
Postata: Del grupo, sin lugar a dudas, el mejor gusto en diseño me parece que es el de Jenni; per la discusión sobre colores me parece pueril.

Nemo dijo...

Dije que no iba a decir nada más, pero me desdigo.
Reitero, pues parece que los ruidos propios dificultan la lectura:
Que cada cual haga lo que le apetezca, yo digo los motivos por los que no me parece honrado y honesto hacer TANTA propaganda, cuando se trata de darle bola a los mismos (que solemos ser nosotros y cuatro amigos). Será, por atojárseme difícil o ridículo cambiar el mundo desde un bar con una birra escuchando lo bien que dice lo injusto un "rojo". Me cansó eso.
De todas formas, el mundo está cambiando. Pronto se acabarán los púlpitos, las palestras y las voces por encima de otras, más pronto de lo que parece.
Pero que cada uno ponga o haga lo que le rote, que para mi seguirá enseñando su corazón en ese momento. Eso es lo que yo hago.

Si el dolmen es un referente de algo, de mis dedos no sale esa intención desde luego.
Quien no es capaz de jugarse la cara por una opinión, debe de dejar de mirarse tanto en el espejo y escucharse mucho menos.

Anoche se me pasó por la cabeza, pirarme y poner a todos de administradores y a fer la má, con todo mi desapego. Pero hace 2000 años que se paso de moda lo del mártir, y no tanto pero mucho que no voy a misa, así que, no dicto ninguna línea editorial o política (si alguien así lo cree: no sabe leerme, pero eso lo sospechaba), y soy un niño que quiere salir, pero paso de ñiñerias.

No tengo porque llamar a nadie que no me llame, si quiere algo, en un segundo se puede tener mi teléfono.

Perdón por abrir una caja de Pandora, os amo por sacar de ella conmigo lo que hay dentro, y gracias, muchas gracias, por enseñarme cómo nos afecta.
Un abrazo y Salud