viernes, 7 de marzo de 2008

Entre Dos Aguas


Me empapas

Fundes tu cuerpo con el mio

Fluimos


Como migrantes en un mismo bote

agua de lluvia atrapada en el cuerpo

castigada por el sol a

no volver a su lugar


Somos gotas

agua

de otoño, de primavera

de invierno o verano.

Lluvia que empapa

lluvia torrencial pero cuerda


Nos empapamos

mientras con golpes secos

aplaudimos el momento en el que

tu paraguas se volvió tímido

decidió quedarse sobre aquel pupitre

y te encontré riendo

bajo la lluvia

esperando a alguien que

te calara hasta los huesos.


Somos …


algo que fluye

quizá vida(s)

1 comentario:

Viktor Gómez dijo...

Mark:

Desde la (in)comprensión de los espacios y dependencias amorosas ese
urgar
inteligente que busca las causas y consencuencias
de la vida y su caudal de sucesos
el poema nos sumerge y orilla, como un mar que sabe las respuestas pero deja al naufrago siempre
en la isla de las dudas.

Buen texto, Mark. Tiene varias lecturas.

Un abrazote

Tu Viktor