jueves, 20 de marzo de 2008




POEMA ANÓNIMO

Qué recuerdos,

salía de la biblioteca tras

enredarme en su pecho vacío,

ahora bebo tranquilo

cerveza caliente

en mi pequeño cuarto

ordenado,

relleno de mantas dispuestas para ella,

enroscado en la esquina

que más frecuentábamos,

alentando el deseo

que araña la pizarra

con guantes de lana

como si tuviese ganas

de acariciar el mundo

y verlo llorar

al mismo tiempo.






Foto de Luis Vence

7 comentarios:

lu boscà dijo...

A mí este poema me encanta.

"enroscado en la esquina
que más frecuentábamos

(...)

que araña la pizarra
con guantes de lana
como si tuviese ganas
de acariciar el mundo
y verlo llorar
al mismo tiempo".

Final perfecto, imágenes innovadoras que chillan y me aportan mucho, me acercan al sentimiento y al significado de aquél que escribe.

Me gusta mucho.

Velocet dijo...

Agradable y cálida melancolía :)

Javier Uve dijo...

Buenas imágenes para describir una escena de recogimiento tras el abandono y la decepción. Me parece percibir que se trata de la búsqueda fallida de un refugio en los elementos cotidianos, y que finalmente el personaje se debate entre la ira y la contención. Me gusta su tratamiento, los contrastes: hay tempestad y sosiego.

meigan dijo...

Vaya forma tan estupenda de evocar los recuerdos, con unas palabras que dicen tanto y esa imagen...me ha encantado

Mayka dijo...

Lucía! Si pones un poema así anónimo tienes que decir dónde lo encontraste!! Lo he leído un par de veces cada vez que entro a la página y sólo puedo decir que a mí también me encanta. Que el cuarto esté "relleno de mantas dispuestas para ella" me transmite mucha ternura.

Anónimo dijo...

yujuu!! es de Garikoitz Gòmez Alfaro!! un pedazo poeta!!

=)


lu.

Mayka dijo...

lo sabía lo sabía! he estado a punto de decirlo! jajaja