sábado, 10 de mayo de 2008


EVA BOUVOIS (AÍDA): Esta chica tiene algo. Es joven, interesante y escribe (o afirma con virulencia) curiosidades como esta:

Eva sale de la ducha, busca ese perfume que sabe que cuesta más de lo debido. Le cubre una fina capa de crema que no espera a que sea absorbida. Está decidida. Se echa unas gotas. Sí, unas gotas serán suficientes. ¿Y ahora qué?

Ahora nada. Se sienta tranquila a beber té helado y a leer el periódico. A buenas horas mangas verdes, piensa. Pero ahora le preocupa más no respirar. No vaya a ser que de tanto olerse se quite el perfume.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Original

=)

eva bouvois dijo...

Lo acabo de leer

:)

no sabes la alegría que me dio verlo aquí... Tú sí que eres un encanto
me hizo mucha ilusión. Es uno de esos momentos en que solo sabes decir... aaaayy... Y piensas "¡qué estúpida, con la alegría que tengo encima y de mi boca solo salen dos letras!"

*sigue escribiendo que desde la vulture tienes a varios seguidores por mi universidad, aunque siempre diré, ¡yo la vi primero!

cuídate mucho